• Foehn Desarrollo

Management 3.0. ¿y si dejamos de intentar cambiar a las personas?

Siempre que algo no funciona o que queremos mejorar, terminamos pensando en cómo podemos hacer para cambiar a otras personas. Siempre pensamos que es el primer paso para cambiar o mejorar la organización.


Pero, ¿realmente es lo correcto? ¿nos hemos parado a pensar cómo reaccionarán esas personas que intentamos cambiar? ¿qué supondrá para ellas saber que quieren cambiarlas o modificarlas?


Te lo puedo adelantar:

  • Supondrá una bajada de la autoestima, puedes hundir a las personas y que pierdan capacidad de ser autónomos. No las estás apreciando por cómo son.

  • Gran resistencia al cambio al no entender el porqué, solo conseguirás poner a las personas a la defensiva.

  • Provoca que las personas tengan que salir de golpe de su zona de confort, puede provocar grandes bloqueos ya que no todo el mundo se siente a gusto saliendo.

  • Puedes provocar la pérdida de diversidad en el equipo y en la organización. Estos cambios pueden provocar la unificación de cómo vemos la cosas; perdemos diversidad y capacidad de cocreación e innovación.

  • No estás demostrando empatía como líder, sino todo lo contrario, estás intentando cambiarlo todo sin ponerte en el lugar de la otra persona.

  • Y sobretodo es cambiar los comportamientos de las personas, porque son formas de responder a estímulos y de relacionarnos con el entorno arraigadas y moldeadas a lo largo de mucho tiempo.

En resumen, las personas no son máquinas y por lo tanto por muy justificado que esté el cambio, tienen sentimientos, temores y miedos, intereses, etc, que impedirán ese cambio pudiendo hacer aparecer barreras u obstáculos.


Además si tan seguros estamos de que es sencillo, ¿por qué no empezamos por nosotros mismos?


Por el contrario ¿cuál es la opción alternativa?


Sin ninguna duda, para Management 3.0 intentar cambiar a las personas no es una opción, sino que posiblemente es una forma de empeorar rápidamente la situación actual.


En cambio, planteamos redefinir el liderazgo basado realizar un cambio en el entorno y no en las personas.


El sistema de trabajo se convierte, en la base de la organización sobre la que se asentarán las relaciones entre las personas, la organización, las metodologías de trabajo y en definitiva el resto de los elementos de la organización.


En definitiva, ¿qué supone trabajar en el sistema?


Hacerlo más atractivo, motivante y atrayente para las personas que trabajan en una organización.


El manager o líder, se convierte en una suerte de jardinero que se dedica a cuidar la base (raíces) para que el árbol (organización) crezca fuerte, sano y robusto para que dé sus frutos.


De esa forma, el liderazgo deja de gestionar a las personas y se centrar en nutrir el sistema para conseguir motivar, empoderar y desarrollar.


Esta base del sistema la trabajaremos a través de los pilares de Management 3.0:


  • Energizar a las personas, manteniéndolas creativas, motivadas y activas.

  • Empoderando a los equipos, facilitándoles la autogestión a través del empoderamiento, confianza y seguridad, así cómo de la autorización para actuar.

  • Proteger a las personas y a los recursos, dándoles un propósito claro y unos objetivos definidos.

  • Ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos contribuyendo al desarrollo de sus competencias y capacidades.

  • Trabajar la comunicación como algo esencial dentro de los equipos y las organizaciones.

  • Establecer la mejora continua como base de la estrategia de la organización.

¿Qué prefieres intentar cambiar a las personas? ¿o prefieres lograr que las personas cambien generándose motivación y compromiso?


Si te ha gustado, puedes compartirlo en tus redes. :-)